Canales explicó en la Sala Polivalente del Centro Roberto Garza Sada de la UDEM que la problemática comienza después de la Segunda Guerra Mundial y el establecimiento del Paralelo 38, donde comienza a distinguirse Corea del Norte de Corea del Sur.

Abordó las diferencias entre el conflicto de Corea del Sur y Corea del Norte y el conflicto ya resuelto que causó la división de Berlín Este y Oeste, al decir que Alemania nunca tuvo una Guerra Civil como Corea y Alemania fue ocupado por fuerzas rusas, cuando Corea del Norte no tuvo ocupación militar.

El crecimiento y surgimiento de diferencias culturales y económicas, que ha causado la división de las Coreas, hace aún más difícil una reunificación, ya que el Estudio Goldman Sachs estableció que esto le costaría y afectaría de modo económico a Corea del Sur por una larga cantidad de tiempo y la adaptación cultural, también, podría ser un problema para las personas.

Canales concluyó que no se ha perdido la esperanza, debido a la existencia de diversos simbolismos que se encuentran cerca del Paralelo 38 como la Zona Industrial de Cooperación y la estación de tren cerca de la Zona desmilitarizada, la cual tiene horarios y destinos fijos, pero solo espera la unificación de ambas Coreas para echar a andar su funcionamiento.