Yuri Herrera, editor y escritor contemporáneo mexicano, platicó con los alumnos del programa de Bachillerato Internacional (IB) de la Prepa UDEM, para analizar su obra Señales que Precederán al Fin del Mundo, en un webinar moderado por los mismos estudiantes.

La segunda novela de Herrera, publicada en el 2009, cuenta la historia de Makina, una jóven mexicana que emprende su camino para encontrar a su hermano, el cual se marchó a los Estados Unidos en busca de una mejor vida. En el transcurso de la trama, la protagonista se enfrenta a nueve experiencias míticas con distintos personajes, que aunque parecen ser elementos ficticios, estos reflejan la realidad social que singulariza al país y a sus migrantes.

“La literatura, más que descubrir algo que nadie más ha visto, lo que hace es subrayar eso que tienes frente a ti, a lo que no le has puesto la suficiente atención. La literatura tiene distintas formas de inteligencia con las cuales apreende el mundo”, señaló Herrera al hablar sobre la importancia de la ficción en la asimilación de temas como el narcotráfico, la migración y la corrupción que abordó en su obra literaria.

El autor mexicano compartió que no fue su objetivo inicial hacer del personaje protagónico del libro, una mujer, sino que esto se dió propiamente en relación a la historia y a los asuntos específicos a los que este se iba a enfrentar. Herrera, quien se considera a sí mismo como un migrante privilegiado, reconoció las dificultades e injusticias que la mayoría de los migrantes enfrentan en su día a día. 

“Hay muchos tipos de migrantes, por las condiciones en las que migran, por las condiciones en las que son recibidos o rechazados. Pero si hay una constante, es que las personas que más batallan para migrar, son las mujeres porque son las que más sufren de acoso y porque viven en un mundo de reglas hechas por hombres. Esto hace que ellas tengan que desarrollar una maleabilidad, una flexibilidad y una inteligencia específica para sobrevivir en estas circunstancias” añadió Herrera. 

El escritor quiso plasmar la experiencia transformadora de la migración y por ello supo que la historia debió escribirse desde las pruebas y vivencias de Makina, una heroína que constantemente se vence a sí misma y que es la personificación de la valentía y la resiliencia de las mujeres.  

Los alumnos del Bachillerato Internacional dialogaron con Herrera, haciéndole preguntas previamente discutidas en su salón de clases, acerca de los instrumentos narrativos que utilizó el autor para abordar las temáticas del libro. Algunos de los elementos que se analizaron en el webinar fueron el estilo de la escritura de Herrera, la invención de palabras en el texto y el juego con las reglas de puntuación. 

“Para mí la literatura es un asunto de gozo y siempre he disfrutado mucho jugar con las palabras, los sonidos, las rimas y las connotaciones. Para mí, el núcleo del quehacer literario es estar repensando el lenguaje para expresar exactamente la idea que se quiere transmitir. A veces, eso significa inventarte una palabra que necesites”, concluyó Herrera.

El escritor nació en Actopan, México en 1970. Recibió el título de Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y estudió la maestría en Creación Literaria en la Universidad de Texas, El Paso. Es doctor en Lengua y Literaturas Hispánicas por la Universidad de California, en Berkeley y actualmente imparte clases en la Universidad de Tulane en Nueva Orleans. 
Fue editor y fundador de la revista literaria El Perro, y su primera novela, Trabajos del Reino, ganó el premio Binacional de Novela Border of Words en el 2003 y el Premio Otras Voces, Otros Ámbitos España en el 2009. Su segunda novela, Señales que Precederán al Fin del Mundo, fue finalista del premio Rómulo Gallegos en 2011. Sus obras han sido traducidas a más de diez lenguas.