La perspectiva, el movimiento y la tridimensionalidad, no fueron descubiertas en el Renacimiento como se piensa, ya se utilizaban desde la época del Arte Rupestre, señaló William Breen Murray en el III Coloquio de Arqueología, Paleontología y Antropología del Noreste de México(CAPAN) que se llevó a cabo en el Museo del Noreste (MUNE).

En la conferencia “El Arte Rupestre Ibérico: El Encuentro de Dos Mundos”, impartida por Breen Murray, profesor emérito del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de Monterrey (UDEM), opinó que el arte rupestre nos permite trasladarnos al pasado para conocer nuestros orígenes y reconocernos como lo que somos hoy.

“Las gentes de hace 20 mil años tenían los mismos cerebros que tenemos nosotros y si viviéramos de la cacería haríamos lo mismo”, dijo el Breen Murray, al comparar al hombre neandertal con el actual, a raíz de la información adquirida en su viaje a España.

El caballo, el venado y el bisonte o búfalo, son algunos de los animales cuya presencia predominó con más del 80 por ciento en las pinturas rupestres localizadas en España, posiblemente realizadas por cazadores que plasmaban sus experiencias y visión del mundo que los rodeaba.

Al concluir el evento un reconocimiento fue entregado a  Breen Murray por su trayectoria y participación en el coloquio, además José Honorio Cárdenas Vidaurri, director de la División de Educación y Humanidades de la UDEM,  le otorgó un obsequio.