Te queremos platicar la experiencia de Ana Paula en Vancouver, Canadá, donde aprendió la lección de que si quería hacer algo, no necesitaba de nadie más y simplemente debía hacerlo ella misma y todo saldría bien.

A pesar de considerarse una persona calmada, Ana Paula Guajardo, estudiante de la licenciatura en Ciencias de la Informacion y Comunicacion de la UDEM, nos confesó que al principio, su intercambio fue difícil por enfrentarse a la realidad de que en su universidad no había muchas personas de intercambio y en realidad todos eran muy independientes.

 

“Me tocó estar rodeada de personas que llevaban una vida más tranquila, se dormían temprano o no hacían mucho click conmigo” nos compartió con un gran énfasis de que en su universidad el 40% de las personas eran extranjeros.

Aventurarse sola por las calles, irse a acampar con amigos, ir a bares, restaurantes y a conciertos, fueron algunas de las actividades que hicieron que Ana Paula se encontrara consigo misma.”Lo que yo hice fue crearme mis propios viajecitos, aprendí a que yo no necesito de nadie más si quiero hacerlo, si lo quiero hacer, pues lo hago y todo va a salir bien.”

Su viaje favorito fue a Victoria, lugar ubicado en British Columbia, una ciudad de personas adultas que pudo visitar dos veces y era totalmente contrastante con la modernidad de Vancouver.

Tuve la oportunidad de ir una ocasión con mi mamá. Fue una experiencia increíble, desde entonces somos mucho más unidas.

A pesar de haber batallado y de haber aceptado que su experiencia no sería como lo había imaginado, la estudiante de Comunicación afirmó que sin duda fue una experiencia que cambio su vida y logró sacarle lo bueno a cada vivencia.

 

 

 

 

 

 

______________________________________________________________________

Su hobby, ¡parte de su intercambio! Checa cómo Ana Pau practicaba yoga en Vancouver

¿Nervioso por tu intercambio? Te tenemos 3 tips que seguro te funcionan.