Por: Isabela Tortolero y Mariana Ruiz

Samuel García Sepúlveda, gobernador del estado de Nuevo León, presentó el pasado viernes ante la comunidad de la Universidad de Monterrey (UDEM) el Plan Maestro para garantizar el agua de Nuevo León 2050.

Durante su presentación, el mandatario informó que han adquirido un avión para la labor de bombardeo de nubes con el objetivo de aumentar la precipitación y conducirla a zonas cercanas a ríos y arroyos para mitigar la sequía. 

Esta primera aeronave junto a otro del mismo modelo, proporcionada por la Fuerza Aérea Mexicana, estarán a la disposición del gobierno desde este fin de semana. 

El gobernador señaló que estiman una inversión de 25 mil millones de pesos para la ejecución del Plan Maestro, lo que sería la inversión más grande en la historia de Nuevo León.

Dicho plan está dividido en 3 fases, con proyectos a corto, mediano y largo plazo los cuales tienen como finalidad restaurar el abastecimiento del vital líquido con el apoyo de Juan Ignacio Barragán Villarreal, director general de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey.

La primera fase consistió en medidas emergentes para la reducción de presión del agua por municipios con el Plan Agua Para Todos, así como la rehabilitación de pozos someros y reparación de fugas.

“Hicimos en 6 meses lo que no se hizo en 6 años”, distinguió el mandatario estatal en relación a la elusión de los gobiernos anteriores y la corrupción en los procesos de distribución del agua.

La segunda fase, que ya está lista para ser puesta en marcha, promete garantizar el agua para los próximos 20 años y aumentar su disponibilidad de 13 mil metros cúbicos por segundo a 25 para el año 2027. 

Mediante una inversión de 270 y 450 millones de pesos, García Sepúlveda señaló que se construirán 132 pozos someros y 20 profundos, respectivamente. 

Asimismo, informó que se aceleró el proceso de construcción de la Presa Libertad, que tendrá una cortina de dos kilómetros de longitud la cual proporcionará 1.5 mil litros de agua por segundo y servirá como respaldo en caso de otra crisis similar.

Con el objetivo de satisfacer las necesidades de los municipios periféricos, en 2024 se planea reorganizar los anillos de distribución de este recurso. 

Por último, la tercera fase del Plan Maestro, proyectada para 2027 a 2050, continúa en estudios pero contemplan colocar dos plantas tratadoras de reciclaje terciario del agua por el Río Santa Catarina y otorgarán otros dos mil litros por segundo, así como la realización de un segundo ducto en la presa el cual tendrá por nombre El Cuchillo II.  

Considerando que llueva lo pronosticado este verano, no aumente el consumo de agua y se termine la conexión de los pozos, el gobernador aseguró que en agosto se restablecerá el agua al 100 por ciento en Monterrey. 

“Confío en que en agosto vamos a regresar a un esquema más tranquilo y vamos a salir de la crisis”, manifestó el ejecutivo estatal.

Enfatizó que el gobierno necesita de la colaboración de la industria y de que la ciudadanía esté consciente de que se trata de un tema moral y de sustentabilidad, por lo que además plantea dentro de su estrategia cuatro acciones que serán permanentes: el cambio de medidores, sanar las finanzas, disminuir la irregularidad y ampliar la red de distribución de agua.

“Yo sí creo que esta crisis nos debe de cambiar la mentalidad de ser una sociedad sustentable”, finalizó.

Samuel García presentó su Plan Maestro para asegurar la distribución de agua para Nuevo León