Por: Redacción UDEM

Aunque la educación en México es muy buena, una queja casi universal es que el sistema de enseñanza es aburrido y repetitivo, pero eso no se tiene que quedar así para siempre, ya que para Melissa Sauceda Garza la solución se encuentra en la tecnología.

La egresada de la Licenciatura en Creación de Negocios e Innovación Empresarial de la Universidad de Monterrey siempre tuvo la inquietud de tener su propio emprendimiento ‒que fue la razón principal por la que escogió dicha carrera‒ y, durante una clase de su segundo semestre, pensó que sus sueños estaban por materializarse, pues presentó una idea de negocio. Sin embargo, la realidad fue otra.

“El inversionista invitado me dio una crítica un poco dura. Yo había propuesto un centro educativo y me dijo que mi proyecto no era escalable ni replicable, es decir, que dependía de muchos factores”, contó la joven.

Para muchos, esta respuesta pudo haber sido suficiente para acabar con sus aspiraciones, pero, para Melissa, la crítica del experto sirvió como motivación para mejorar su idea y fue gracias a un reportaje sobre realidad virtual, o VR, que todo hizo “clic”: podía combinar su pasión por el aprendizaje y su idea de crear un espacio educativo con la tecnología.

Este binomio con potencial se concretó en Upptäcka, una plataforma encargada de desarrollar programas educativos de realidad virtual.

“El objetivo es crear experiencias diferentes para los estudiantes, con las que puedan aprender, pero a la vez divertirse con actividades más dinámicas. Queremos que los estudiantes descubran estas nuevas posibilidades, estas nuevas experiencias. La idea también es aprovechar esta tecnología, para que te lleve a otros mundos: puedes ir al espacio, al fondo del mar, no hay límites en ese en ese aspecto”, explicó.

El particular nombre del proyecto de Melissa, Upptäcka, viene del sueco y tiene un significado muy especial para la graduanda.

“Upptäcka significa ‘descubrir’ en sueco y quise aplicarlo porque ‘descubrir’ significa explorar algo que previamente no era conocido, que no se había encontrado antes, y ese es el objetivo de Upptäcka”, aseguró.

La ahora profesionista, graduada en el semestre Primavera 2022, señaló que parte de su inspiración viene de las enseñanzas de Edgar Dale, un pedagogo que creía que el mejor aprendizaje viene de las experiencias.

“Yo también creo que aprendes mejor si estás más involucrado, se te queda más en la memoria y ayuda mucho si puedes usar tus sentidos. Es por eso que me enfoqué en la tecnología inmersiva del VR para crear programas educativos que a la vez sean divertidos. Mi visión es crear contenido educativo entretenido, o sea, que no se sienta tedioso, que no necesariamente sientas que estás aprendiendo, si no que experimentes, que juegues, que te diviertas y aprendas”, señaló Melissa.

Sin embargo, su trayectoria no ha estado exenta de retos, pues aseguró que, aunque la realidad virtual está ganando terreno en el entretenimiento, no es así en la educación, pero tiene fe en que en el futuro próximo la realidad virtual se convierta en una herramienta indispensable para el aprendizaje, pues cree “que la educación es un problema que, al solucionarlo, es posible resolver muchos otros, sobre todo en nuestro país. México tiene mucho potencial, pero no se destinan los recursos suficientes para invertir en la educación”.

A pesar de esto, Melissa encuentra inspiración en la UDEM, el deporte, su familia y en las personas que creen en su proyecto, como lo son varios profesores de la Universidad, quienes en vez de criticar Upptäcka y señalar sus áreas de oportunidad, aprecian todo el potencial que desborda.

“Los maestros y los directivos son quienes pueden visualizar una educación diferente, no nada más en el salón con el maestro hablando y los alumnos sentados, la idea es complementar la labor del profesor”, comentó Melissa, que espera seguir desarrollando Upptäcka.