Con movimientos repetitivos, pequeñas luces tenues colgadas del techo y vestuarios con puntos y líneas que reflejaron el arte plástica de Yayoi Kusama, la Tropa UDEM de Danza Contemporánea presentó Escaleras al Cielo, cuya única función con lleno total se llevó a cabo el 25 de septiembre en el Teatro UDEM.

Los problemas de ansiedad y esquizofrenia que Kusama encauza en su trabajo se trasladaron en la coreografía, el vestuario y la actuación de los bailarines en una puesta en escena que también enfatizó la obsesión y la realidad poética.

Los artistas caminaron entre los pasillos y eligieron a algunas personas del público, los subieron al escenario y les pidieron levantar paraguas de distintos colores con la finalidad de que formaran parte de la presentación.

Esta puesta en escena, dirigida por Brisa Escobedo, contó con al colaboración del coreógrafo Jaime Sierra, director de la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey.

“En la danza contemporánea es muy común trabajar elementos, explotarlos [y] que no se queden de adorno, me encanta sacarle todo el provecho que se pueda”, señaló Brisa Escobedo en referencia a la utilería y el vestuario utilizado para la función.