Por: Redacción UDEM

Los correos que llevan años en las bandejas de entrada, los chats que no han sido abiertos en semanas y solo ocupan espacio en el celular, así como las fotos guardadas en la nube que desde hace mucho dejaste de ver también contaminan el medio ambiente.

Marta Sylvia del Río Guerra, profesora de la Escuela de Ingeniería y Tecnologías de la Universidad de Monterrey, explicó que toda la información digital en desuso sigue almacenada en varios servidores que requieren energía eléctrica las 24 horas del día, generando una importante emisión de dióxido de carbono.

Así, la docente, junto con estudiantes de la carrera de Ingeniería en Tecnologías Computacionales, decidió impulsar la iniciativa E-Cleaning Day este 21 de julio. Lo que piden a la gente en la jornada es sencillo: cerrar cuentas de correo no utilizadas, borrar emails innecesarios y limpiar los mensajes de chats no requeridos. De este modo dicha “basura” tecnológica dejará de contaminar.

“La idea surge dentro de la asesoría que di a la mesa directiva de Ingeniería en Tecnologías Computacionales. Buscábamos actividades que realmente tuvieran realce y encontramos artículos en internet que explican lo que el correo spam daña al planeta”, compartió Del Río Guerra.

“Los correos no solo están en un servidor, sino que están en varios alrededor del mundo para que la información sea recuperable si un servidor falla. Por esto llevan asociada una fuerte huella de carbono”.

El estudiante Rogelio Benavides de la Rosa investigó a cuánto asciende dicha contaminación: “finalmente, utilizamos nuestras computadoras, utilizamos nuestras tablets, nuestros celulares”, apuntó, “encontramos que genera un impacto de 1.7 billones de toneladas de CO2 (dióxido de carbono) al año”.

La alumna Marcela Elizondo Rojas añadió que el creciente número de usuarios de plataformas digitales aumenta la información guardada en los sistemas: “aquí en México somos más de 87 millones de usuarios de internet. Por lo tanto, va en incremento el uso de redes sociales, de reproducción de video, de música. Son más datos a almacenar y más energía para los servidores”.

Carlos Lozada Rodríguez, también estudiante, enumera más acciones que la gente podrá llevar a cabo para reducir la basura digital y ayudar al planeta: cancelar las suscripciones de correos de promociones que realmente no abren o eliminar inmediatamente los emails spam.

“En el caso de los mensajes instantáneos, tenemos muchas opciones: servicios como WhatsApp o Telegram dan opciones para borrar mensajes de manera automática. Hay opciones de borrar cada día, cada semana, cada mes”, apunta. “Nosotros los estudiantes tendemos a guardar muchas versiones del mismo trabajo, entonces podemos hacer una limpia y quedarnos con el archivo final”.

La profesora Del Río Guerra, quien además pertenece al User Experience Professional Association (UXPA), ha invitado a colegas de países como Bolivia, Cuba, Costa Rica, El Salvador, Colombia, Venezuela y Perú a participar. Por ello espera que más gente se una al E-Cleaning Day. La iniciativa ha sido difundida por las redes sociales de la Escuela de Ingeniería y Tecnologías.