Natalia Mateus y Maria F Ospina

La Pastoral juvenil en la Universidad de Monterrey es una parte de la preparatoria que se encarga de la participación espiritual de los estudiantes y que es ofertada como una parte integral de la universidad donde preparan retiros, misiones, dinámicas, eventos, la espiritualidad dentro de la academia y clases. Es un espacio en donde los estudiantes pueden ejercer su liderazgo y el trabajo en equipo que ayuda a ser mejor en sus trabajos, vida social y espiritualidad, según Alex Dorado, líder encargado de la pastoral unidad San Pedro. 

Esta fusiona la parte espiritual con todas las materias que se dan en la preparatoria y universidad porque se considera que la ventaja de la fe es que puede entrar en todos los ámbitos. Así mismo, el espíritu humanista abraza al hombre y ayuda que este se acerque mucho más a su fe y a su esperanza.

En el contexto de la pandemia ocasionada por la covid-19, la pastoral juvenil brinda las herramientas para fortalecer la fe, hacer amigos y enriquecerte como persona, tratando de encontrar un sentido de vida, no solamente que quieren hacer con su vida sino también que pueden ofrecerle al mundo desde la fe, la relación con amigos y el contacto con Dios. 

Ha sido un proceso muy difícil por el hecho de que en persona eran un grupo grande y de manera virtual no conectaban igual que lo hacían de frente. Las actividades no eran llamativas y los estudiantes se notaban desinteresados hacia las actividades de zoom pero con el tiempo ellos mismos sacaron ánimo para motivarse entre sí y tener un rato entre ellos y con Dios, aseguró Dorados. 

Las actividades que se llevan a cabo en esta modalidad son el analisis de peliculas, fe y café, que es un espacio de reflexión que a través de un especialista en la fe pueden resolver sus dudas, por otro lado,  los retiros si se convirtieron en un desafío, debido a que era muy difícil organizarlo de forma virtual aun cuando el staff trato de organizar lo más parecido posible pero en línea, y por medio de prueba y error se fue trabajando en eso y aprendiendo, con dinámicas como las de break up rooms, que son un espacio donde pueden abrirse los estudiantes y poner su confianza para expresar lo que piensan y sienten para así conectarse con Dios.

En la unidad San Pedro existe un requisito importante llamado “solo para líderes” en donde hay que asistir a actividades de pastoral para así aprender, hacer amigos y saber que se está viviendo de la fe en relación con la preparatoria.  Una de las actividades más reconocidas en la unidad San Pedro y que próximamente será retomada  es la “Madness night” esta es una actividad que se trata de una noche en donde se llegue a las 7 de la noche y se regresa a las 7 de las mañana donde escuchan charlas, reflexiones, haciendo amigos, el reto es no dormirse porque viene algo mejor, reflexionando que todo el mundo necesita de Dios. 

Igualmente esta unidad es una de las más reconocidas, ya que tiene la mayor cantidad de grupos, alrededor de 14, que son entre estudiantes y profesores, entre ellas misiones, registros, las formaciones, entre otras. 

Una de las más importantes que son misiones trata de que el estudiante se forme en la responsabilidad y la organización como parte de un todo y responsabilidad social ya que ayudan a una comunidad compartiendo de Dios enriqueciendo la fe de ellos y de las otras personas. 

Para concluir, la pastoral es un espacio que brinda la universidad para auto enriquecerse y enriquecer a las demás personas con la fe en Dios y lo que este puede hacer en cada uno de nosotros y de las personas.