El teatro: una forma de vida

Alumnos del Bachillerato Internacional de prepa UDEM hablan sobre cómo el teatro es una disciplina que deja diversos aprendizajes para la vida diaria.

 

Más de 1000 alumnos de las preparatorias de la Universidad de Monterrey: Unidades San Pedro, Valle Alto y Fundadores se dieron cita en el teatro del campus de la UDEM para asistir a la obra de teatro Alphonse, escrita por Wajdi Mouawad, que fue adaptada y presentada por los estudiantes de 5to semestre de la materia de Teatro del Bachillerato Internacional (BI).

 

Daniel Alcántara Téllez, maestro de Teatro BI, explicó que estudiar esta disciplina ayuda mucho a los jóvenes, ya que se reconocen a sí mismos. “Uno no puede hacer teatro si no sabe quién es. Esta es una pregunta fundamental”.

 

Alcántara Téllez comentó que la obra habla sobre el reconocimiento individual y personal de Alphonse, personaje principal de la historia, quien es un niño que camina solo durante la noche, imaginando y creando el cuento de Pierre Paul René, a la vez que, en el mundo real, su familia y la policía lo buscan y tratan de llevarlo con bien a su casa.

 

Alumnos de teatro BI de 5to semestre, Unidad Valle Alto, en la obra Alphonse.

 

Camila Benítez Aguilera, estudiante de la UDEM, mencionó que el teatro le aportó a desarrollar habilidades como la confianza en sí misma, el control de su voz, y la improvisación en diferentes situaciones.

Esta disciplina la ha ayudado también con el control de los nervios y su dicción -la forma de hablar- ante un público, y con sus movimientos, ya que antes era una persona tímida. Ahora se siente más libre, incluso para experimentar cosas nuevas con su cuerpo, expresó Benítez Aguilera.

 

Camila Benítez (centro, frente) en la obra Alphonse.

 

Ana Terrones López, ex estudiante de Teatro BI, mencionó que antes de cursar el programa, le daba mucha vergüenza hacer el ridículo y sentía nervios cuando tenía que actuar como alguien más. «Después de dos años en esta disciplina, las habilidades que creo que desarrollé son el autoconocimiento, la comunicación, el trabajo en equipo, la autorregulación de las emociones y la confianza en mí misma y en los demás». Agrega que como principal aprendizaje, le queda que todos tienen talentos diferentes, que no importa que tan talentoso sea cada quien, siempre habrá algo nuevo que aprender, por lo que el resultado de esa humildad es el éxito.

 

Para Benítez Aguilera, el teatro es importante en el aspecto cultural. Es una manera de adquirir conocimientos de nuevas culturas en el mundo, de diferentes ideas y además del rol importante que toma con respecto a la transformación de ideologías y convenciones sociales. Es una disciplina que tiene mucho que decir a todo el mundo y sirve para aprender distintas técnicas y salir de la zona de confort.