Por: Fernanda Martínez y Mariana Ruiz Aguayo

Con la incertidumbre de la pandemia, muchos proyectos sociales sufrieron y cerraron sus puertas, pero otros se adaptaron y aprendieron diferentes maneras para seguir conectados con su comunidad a través de diversas herramientas para seguir impulsando a la comunidad, indicaron Brandon Rodríguez y Esther Tolentino, fundadores de Brincando Bardas y El Taller del Colibrí.

Durante el taller Cómo reactivar a la comunidad en tiempos de incertidumbre, coordinado por Formar para Transformar UDEM, estudiantes del programa, Brandon Rodríguez y Esther Tolentino, ofrecieron estrategias de reactivación comunitaria para proyectos sociales en tiempos de pandemia. 

“La pandemia visibilizó mucho las desigualdades y los problemas que hay en la sociedad y en muchos casos las personas no contaban con los medios para mantenerse en contacto con nuestros proyectos y nuestras iniciativas para seguir con los nuestros programas de acompañamiento por lo que hay que considerar también aspectos socioeconómicos”, señaló Rodríguez.

También compartieron las estrategias que implementaron en sus proyectos sociales como Garantizar la seguridad, transformando el entorno de acuerdo a las medidas de sanidad; Sentido de pertenencia hacia el proyecto, motivando a la comunidad desde un propósito significativo; Identificar rezagos, considerando aspectos socioeconómicos y diagnosticando el impacto de la pandemia y Enfocar un plan básico en lo tangible, identificando situaciones difíciles de medir como con el estado mental de los beneficiaron a causa de la pandemia.

Otra de las recomendaciones que expusieron fue “buscar el cómo sí”, lo cual implica adaptarse a un entorno con nuevos problemas a través de la empatía y la visibilización de las desigualdades sociales previo y durante la pandemia.

“Lo ideal es buscar siempre el cómo sí, porque si nos ponemos a ver excusas no vamos a acabar nunca, no vamos a avanzar nada. Excusas siempre hay para todo pero tenemos que ver siempre cómo si. No siempre vamos a poder con todo, tenemos que ser más abiertos a la colaboración con otras personas”, explicó Rodríguez.

En relación a lo anterior, agregó que otra estrategia esencial, sobre todo en tiempos de incertidumbre, es realizar alianzas para apoyar con la recolección de materiales, recursos y espacios más amplios.

“Mi única labor, en este caso, es compartir las herramientas y que la gente pueda utilizarlas. Lo que sí puedo hacer es buscar a gente que sea profesional en estos temas y que nos comparta su conocimiento o que nos permita darle asesoramiento más profundo si es que la gente lo necesita. Siempre ganan las necesidades de la gente”, expresó Tolentino. 

Los estudiantes invitaron a la audiencia a conocer más sobre sus proyectos sociales como El Taller del Colibrí, el cuál brinda un espacio de encuentro empleado a el arte terapia para desarrollar la inteligencia emocional y Brincando Bardas, el cual impulsa a los jóvenes a mantenerse alejados del pandillerismo mediante el deporte y el acompañamiento académico. Para más información, se encuentran en Instagram como @brincandobardasfpt y @tallercolibri.arte 

El taller completo de Cómo reactivar a la comunidad en tiempos de incertidumbre se encuentra accediendo al siguiente link:

https://www.facebook.com/343103381151400/videos/316820477171267