Por: Linda Martínez y Mario de la Fuente

A través del webinar titulado La participación femenina en la empresa familiar, ventajas y obstáculos, Norma Aguilera, consultora asociada del Centro de Empresas Familiares de la Universidad de Monterrey (UDEM), expuso que las mujeres tienen menores oportunidades que los hombres en los ejes más relevantes de la vida cotidiana. 

A nivel global la brecha de géneros es del 32 por ciento, es decir que las mujeres tienen el 68 por ciento de las oportunidades que tienen los hombres en cuatro ejes relevantes: política, educación, salud y economía. De 2020 a 2021 la brecha incrementó 0.6 puntos porcentuales.

“Existe una ilusión de que la brecha de género se está aminorando, sin embargo los números han permanecido estables por más 15 años; mejoras incrementales solamente en Europa, Con esta tendencia nos tomaría 135.6 años cerrar la brecha de género.” informó Aguilera.

También comunicó que en México, la brecha más importante es en el ámbito empresarial teniendo un 59.0 por ciento en la participación económica y oportunidades laborales. Esta cifra se diferencia con el porcentaje de brecha en empoderamiento político que es de un 46.8 por ciento, incremento forzado a raíz de la Ley General para Igualdad entre Hombres y Mujeres.

En México, un hombre tiene 3.5 veces más probabilidades de estar en un puesto de liderazgo que una mujer, 8 por ciento de los asientos en consejos de administración los ocupan mujeres, 14 por ciento de las empresas tienen mujeres a nivel directivo y solo un 9 por ciento de las empresas familiares están dirigidas por una mujer.

“Para las mujeres es dos veces más probable ganar ‘El Gordo’ de la Lotería Nacional que llegar a los puestos más altos de las organizaciones”

En un análisis de 366 compañías a nivel global reveló que existe una conexión estadística significativa entre la diversidad y el desempeño de financieros, las empresas con menor brecha de género son más probables de tener un mejor desempeño financiero; esta correlación no muestra que la relación sea causal, es decir que el incremento en la diversidad de genero automaticamente se traduce a un mejor desempeño financiero, sino que las empresas con mayor diversidad son más exitosas.